La longitud de esta ruta es de 12 Km. Comienza cerca de la entrada del pueblo, dejando el frontón al lado derecho y atravesando la línea de ferrocarril Valladolid-Ariza (Señal 1). Nada más pasar este cruce se gira a la izquierda para tomar el camino que transcurre paralelo al barranco (El Barranquillo), sin llegar a cruzarlo. Siguiendo éste, se llega a un cruce de caminos donde hay que tomar el camino de concentración parcelaria, dejando la balsa o antiguo vertedero a la derecha (Señal 2).

Subimos las primeras cuestas durante unos 2 Km donde acaba el camino y continúa con el antiguo camino de Bordalba, que continua con unas pendientes un poco más pronunciadas. Llegamos a un cruce donde nos marcará el desvío a la izquierda, observando que el camino que dejamos a la derecha será el camino de vuelta de la ruta (Señal 3). A unos 50 metros, una vez superada la primera rampa, se encuentra el paraje denominado “Alto de los borrachos”. A continuación se llega al desvío que conduce a la zona del “Merendero”, la cual está situada a la derecha del camino. Como el nombre indica, en este lugar se descansaba después de realizar una dura jornada de siega (Señal 4). Aquí empieza la zona de encinas, chaparros y carrasca, ya que hasta ahora sólo se observaban romeros y aliagas en todo el monte.

Caminando se alcanza una de las mejores vistas del recorrido, desde donde es posible observar en los días claros los municipios de Monteagudo de las Vicarias, Fuentelmonge, Torlengua, Monreal de Ariza , Valtueña, Majan, Cañamaque, una pequeña parte de Santa María de Huerta, y Pozuel, así como el Embalse de Moteagudo. Se trata del paraje conocido como el “Alto del Viso”, denominado de este modo por la amplia zona que es posible “divisar” desde este punto. Aproximadamente a unos 50 metros de este lugar, cuando las encinas ya nos van impidiendo ver el magnífico paisaje, queda a la derecha un pequeño montículo, casi inapreciable, conocido como “Alto del el Francés” donde los lugareños, cuentan que reposan los cadáveres de soldados franceses enterrados durante los, enfrentamientos de la Guerra de la Independencia. Este terreno dejó de cultivarse hace ya algunos años, no obstante cuando era cultivado todavía podía apreciarse una zona con forma de zanja alargada (separada unos 20 metros de camino) que correspondía con las tumbas de los soldados, donde el exceso de materia orgánica propiciaba el crecimiento anormal del cereal.

Continuando la ruta se llega al cruce con el camino de concentración parcelaria, donde después de unos 400 metros se encuentra el límite de los tres términos municipales de Pozuel de Ariza, Bordalba (Zaragoza) , y Monteagudo de las Vicarias (Soria). Haciendo un giro a la derecha comienza la bajada hacia el Barranco del Pozanco (Señal 5), donde se observa mayor verdor y humedad. También se localiza una pequeña zona de pinares, únicos en las inmediaciones. Antes de llegar a los pinares dejamos a la izquierda el camino que conduce hacia la Fuente de los Arrieros antiguamente manantial inagotable de agua para los acarreadores en época de siega y zona de refresco para los senderistas (Señal 6).

Entre los pinares se encuentra El Refugio parada obligada para recuperar fuerzas. La ruta continúa dejando en todo el momento el barranco a la izquierda cubierto por zonas de juncos y de algunos árboles. En este transcurso nos encontramos con la Fuente de la Teja, famosa por que en su tiempo se pretendía que abasteciera de agua a Pozuel. En la actualidad se encuentra enterrado su caño (un caño de unos 10 cm. de diámetro precedido de una bóveda de varios metros de longitud, construida a base de losas de piedra). Todavía continúa agua manando en algunos puntos (Señal 7). Aguas abajo llegamos a un cruce de recorridos Ruta de la Dehesilla a la izquierda, (vuelta), y Ruta del Pozanco a la derecha, y se toma la subida del