Desde el 15 al 29 de Octubre próximo, en las escuelas, estará a vuestra disposición la exposición ” Los niños de la Guerra cuentan su vida, cuentan tu historia” de la que os adjunto una breve explicación y el cartel anunciador”.

La exposición la complementaremos con una Charla-Debate sobre el tema que celebraremos el sábado, día 28, por la tarde en la que contaremos con la presencia y explicación de José Manuel Alonso, profesor de Historia en el Instituto Miguel Servet de Zaragoza. En ella, a través de paneles, se cuentan las vivencias y experiencia de los 2895 niños y niñas de España que, entre marzo de 1937 y noviembre de 1938, fueron evacuados hacia Rusia y Ucrania para protegerles de la Guerra Civil española. En esos países de acogida vivieron la Guerra Mundial y no pudieron volver a España hasta la década de 1950. No todos y todas volvieron por determinadas circunstancias, sobre todo políticas. Muchos de sus descendientes actualmente son ciudadanos y ciudadanas de Rusia.

La exposición se apoya en los recuerdos de los niños y de las niñas evacuados, ya sea con relatos autobiográficos o con los de los maestros y maestras que les atendieron, cartas, fotografías y dibujos. El conjunto es un relato de las peripecias vividas por los niños y niñas españoles (mayoritariamente cántabros y vascos, pero también procedentes de Madrid, Valencia y Barcelona), que vivieron, primero, una experiencia de refugiados y, después, de exilio forzoso dado que no pudieron volver a su patria por causa de la dictadura franquista hasta muchos años después del final de la guerra.

La exposición recuerda una página heroica de la solidaridad internacional con las víctimas más inocentes de la guerra, es decir, la población infantil y contiene un claro mensaje en el conflicto actual de las personas refugiadas.
Los casos de los niños y niñas de Rusia es, sin duda, el más paradigmático de todos los niños y niñas evacuados de España durante la guerra, aunque su número sea muy inferior a los que se exiliaron en Francia, y sus condiciones muy diferentes a los que huyeron a México, Bélgica o el Reino Unido a partir de 1939.

Algunos de los protagonistas todavía viven. Hoy en día todavía residen en Rusia algunos –pocos– Niños de la Guerra y muchos de sus descendientes, que optaron por mantener la doble ciudadanía rusa y española. Todos ellos están agrupados en el Centro Español de Moscú, que ha patrocinado la exposición junto con la Fundación Nostalgia.

Los apartados son los siguientes:

  • La evacuación: dedicado a las seis expediciones que entre marzo de 1937 y noviembre de 1938 enviaron 2.895 niños y niñas a la Unión Soviética desde Cartagena, Valencia, Santurce, el Musel (Gijón) y Barcelona.
  • La acogida: Imágenes y testigos del gran recibimiento popular de los niños y niñas en Leningrado.
  • Las casas de los niños y niñas y de los jóvenes: testigos de la vida de los niños y niñas en las 15 casas de acogida que las autoridades soviéticas crearon en Rusia y Ucrania.
  • La Gran Guerra Patria: explicación de las consecuencias de la invasión nazi de la Unión Soviética, en junio de 1941, de los sacrificios que sufrieron los evacuados y de su participación en la guerra de defensa.
  • La Vida continuó: apartado que narra la participación de los jóvenes españoles en la sociedad soviética y la creación del Centro Español de Moscú.
  • Los retornos: apartado final sobre los diferentes retornos de los niños y niñas a España, primero en los años 1956-1957 y finalmente después de la dictadura. A finales del Franquismo residían 1.054 antiguos niños y niñas en la URSS.